Un viaje imparable hacia tu prosperidad y abundancia ilimitadas a través del conocimiento de la metafísica.

¿Tienes creencias limitantes sobre el dinero?

¿Tienes creencias limitantes sobre el dinero?

¿Estás preparado para ser abundante? ¿Realmente preparado?

¿Tienes un deseo realmente apasionado por ser rico o cuando menos, ganar un salario que te permita llevar el estilo de vida que deseas?

A priori, pudieras pensar que sí, pero si revisas tus creencias limitantes, seguro que encuentras frases aprendidas desde la niñez como estas:

  • El dinero no hace la felicidad
  • Toda la gente que tiene dinero lo gana engañando y estafando a otros, prefiero ser pobre y honrado.
  • No se puede tener todo en la vida
  • Afortunado en el juego desafortunado en amores
  • Las cosas no pueden ser tan fáciles
  • El dinero no es importante, lo importante es ser feliz
  • El dinero no crece en los árboles
  • Mi familia es humilde
  • No es posible ganarse la vida haciendo lo que te gusta
  • El dinero es la raíz de todos los males.
  • No hay suficiente dinero para todos
  • Si obtengo un poco más de lo que necesito, otra persona podría perderlo.
  • El dinero es difícil de manejar.
  • El dinero es difícil de conseguir.
  • Debes trabajar duro para conseguirlo.
  • Para ahorrar dinero debes privarte de cosas.
  • El dinero no es espiritual.
  • Tienes que hacer varias cosas que no te gustan para tener dinero.
  • Para ser una persona valiosa, tengo que trabajar por menos dinero que otra gente

Y muchas otras más y en general, asociamos la riqueza como un medio para obtener placeres pero a la par lleva intrínseco el dolor o alguna causa que lo genera.

Te invito a que hagas una pausa aquí y revises tus propias creencias limitantes. ¿Recuerdas alguna frase que te hayan repetido desde la niñez relacionada con el dinero? Por favor, toma unos instantes y escríbela en los comentarios.

El ser humano está diseñado emocionalmente para buscar el placer y evitar el dolor y si existe una mínima posibilidad de que algo que te puede procurar placer también te de dolor, automáticamente lo rechazas.

Generalmente pensamos que tener dinero no solo te cambia la vida, sino que también cambia a la persona, o que ya no se tiene acceso a la persona y a sus atenciones porque puede estar demasiado ocupada con sus nuevas responsabilidades; otra tienen miedo de los impuestos o las exigencias o peticiones que recibirán de otras personas.

¿Tienes algún miedo con respecto al dinero? Reflexiona sobre ello y coméntalo en los comentarios. Este pequeño ejercicio te ayudará a visualizar con mayor claridad dónde están realmente tus bloqueos para ser una persona abundante, así que por favor, tómate unos instantes para reflexionar sobre ello.

Si descubres que tienes algún miedo con respecto al dinero, debes preguntarte si realmente deseas tenerlo, es decir, dinero de verdad, en abundancia, no una economía de subsistencia.

Si realmente deseas ser una persona con abundancia en el dinero, debes borrar tus creencias limitantes y aprender que tener dinero te puede proporcionar más bienestar y placer que vivir sin él.

Y si verdaderamente deseas tener riqueza, la tienes que desear con pasión y no te dolerá emplear tu esfuerzo personal para lograrla y hacer lo necesario para conseguirla, entendiendo por “lo necesario” el adquirir  las herramientas o habilidades o formación o emplear tu tiempo, energía y esfuerzo, pero sin que se vea comprometida en el proceso tu salud, tus relaciones personales o tu honestidad e integridad, a la hora de superar obstáculos y barreras a lo largo de tu camino.

Cuando una puerta se cierra tienes que abrir otra.

Cuando un proceso en tu vida termina, no debes quedarte anclado en el lamento, la queja o el victimismo, sino que debes considerar ese evento como una oportunidad para generar algo mejor, pues puedes tener todo aquello que desees en la vida si se desea con intensidad y estás dispuesto a arremangarte par trabajar para lograrlo.

Si tienes un deseo apasionado por lograr algo, entonces puedes desarrollar la determinación férrea e inquebrantable para triunfar.

Recuerda: Eres el dueño de tu destino y el capitán de tu alma porque tienes el poder de controlar tus pensamientos.

El éxito les llega a los que adquieren consciencia del éxito y el fracaso les llega a los que se abandonan con indiferencia a tener consciencia del fracaso.

Una vez más, si crees que puedes podrás, si crees que no puedes no podrás.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies