Un viaje imparable hacia tu prosperidad y abundancia ilimitadas a través del conocimiento de la metafísica.

¿Crear riqueza es fácil?

¿Crear riqueza es fácil?

Es cierto que tener dinero y usarlo con sabiduría, puede ayudarte a tener mejor calidad de vida, sin embargo, el dinero no resolverá todos tus problemas.

De hecho, la mayor parte de las personas si tuvieran un golpe de suerte en el azar, al cabo de un tiempo relativamente corto, terminarían tan pobres como cuando compraron su boleto de la suerte, y el motivo es simple, no tienen una educación financiera.

Nunca aprendieron a crear riqueza, a manejar riqueza y es por eso que la pierden con tanta rapidez como la obtuvieron.

Recuerdo que una vez, quise experimentar plantar tomates en mi balcón, añoraba los tomates de cultivaba mi abuelo en mi niñez en la aldea.

Sin embargo, yo no sé nada de tomates, me limité a usar sustrato universal, semillas, un poco de agua y a esperar… No tenía ni idea de si era la época correcta de sembrar, ni de cómo cuidar la tomatera, abonos, riegos, plagas, etc, así que el resultado es que mi tomatera creció enclenque y sólo me dio 5 tomates. Me sirvieron para un par de ensaladas y ya.

Te dejo unas cuantas preguntas para que reflexiones y de paso vas intuyendo algunos pasos claros para generar riqueza en abundancia:

  • ¿Realmente estaba comprometida con el proyecto de tener una tomatera abundante?
  • ¿Tenía un deseo ardiente por lograr que fructificara en abundancia?
  • ¿Me preocupé de adquirir el conocimiento necesario para asegurarme el éxito?
  • Lograr el milagro de la cosecha fue fácil pero ¿qué pude hacer mejor para lograr auténtica abundancia de frutos?

Es un ejemplo un poco absurdo, lo sé, pero puedes equiparar la riqueza con el ejemplo que te acabo de poner.

Todos pueden crearla, pero necesitas saber lo que quieres con exactitud, tener el deseo ardiente de lograr tu propósito, el compromiso y la voluntad férrea para lograrlo,  el  conocimiento especializado y apropiado que te asegurará el éxito y el tener un plan de acción claramente definido para hacer  prosperar y mantener tu riqueza.

Recuerda que para ser rico, solo necesitas tener los medios suficientes para tener el estilo de vida que deseas.

Estás a punto de iniciar un viaje, en el que vas a adquirir uno a uno los secretos para lograr ser una persona próspera y abundante, con riqueza en abundancia para ti y los tuyos. Este conocimiento tan solo representa un potencial de riqueza, el poder de hacerla posible, lo tienes tú poniéndolo en práctica.

Hoy te comparto, el primero de ellos.

Si crees que puedes podrás, si crees que no puedes no podrás.

Como decía Napoleón Hill: “cada adversidad, cada fracaso, cada dolor, lleva consigo la semilla de un beneficio igual o mayor”.

Si eres capaz de modificar tu estado mental, eres capaz de cambiar tu vida o lo que es lo mismo, cambia tu mente y cambiarás tu vida.

Sea lo que sea que desees conseguir en tu vida, ya sea más dinero, el amor de tu vida, más y mejor salud, es necesario que revises tus creencias acerca de lo que es para ti posible o no, porque si tú crees que no puedes lograrlo, es bien probable que no lo consigas.

¿Cuántas veces has pensado que no eras lo suficientemente bueno para hacer algo?

Siempre has tenido una buena excusa, seguro que sí, o te faltaban conocimientos, o habilidades, o presencia física, o eras demasiado joven o demasiado viejo etc. y la lista de condicionamientos limitantes podía ser muy pero que muy larga. Y con toda seguridad, has alargado el comienzo de un proyecto, o de dar algún paso importante en tu vida, con la excusa de estar totalmente preparado para darlo, hasta que lograses que tu mente no te pusiera ninguna excusa.

Quizás precisamente por eso, no tienes el trabajo de tus sueños, el salario de tus sueños, el amor de tus sueños, etc.

Lo más importante de todo, es lo que tú creas a nivel inconsciente. Si crees que puedes podrás.

Ahora revisa tu vida: ¿eres abundante en dinero, amor o salud?

Lo que tengas en este momento, probablemente es el reflejo de lo que tú crees que vales.

Tus circunstancias son un reflejo de tus creencias

Si no tienes lo que deseas, si tienes carencia en algún aspecto de tu vida, es hora de revisar tus creencias personales, anótalo todo en un papel, porque tener esa visión escrita de cuáles son tus creencias limitantes, te ayudará a ubicarlas, ponerles freno y cambiarlas.

Recuerda, eres el dueño de tu destino porque tienes el poder de controlar tus pensamientos.

La tierra, así como nosotros mismos, estamos envueltos en una especie de éter que no es otra cosa sino una energía que vibra a una velocidad muy alta y está dotado de un poder universal que se ajusta a los pensamientos que fluyen en nuestra mente y nos influye de manera natural para convertir nuestros pensamientos en una materialización real. Si eres capaz de pensarlo, eres capaz de crearlo.

Tienes en tus habilidades la capacidad de atraer situaciones, personas, oportunidades o circunstancias que te permitan alcanzar tus propósitos.

Cuando deseas algo con intensidad ferviente, te motiva a crear un plan bien definido para lograr tu deseo.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies